martes, 22 de abril de 2008

Un poco de cadaver exquisito, ¿no?

Entre otras muchas cosas, hoy en clase de Psicoanálisis y literatura, Álex y yo hemos escrito entre los dos un poema al estilo surrealista de Bretón y compañía. Aquí dejo el texto, sin duda, revelador.


Legumbre de lo cotidiano

Nunca volví a ver la casa del bosque.
La miró a los ojos y escupió. Se sentía asqueado
del azar y otros placeres movedizos.

Sin duda alguna, la lechuga era su plato favorito
y la chica de los ojos casi rasgados como pomas de galleta:

¡Cuidado!
El soplo de las pestañas recogidas en dos lazos.

Volvió a golpearse con la farola.
Ciertas medias caóticas con nombre de reina judía.
El perro, ese animal tan noble.

Érase una vez.


Álex Duque y Oscar Sáenz

1 comentario:

Claudia dijo...

Gracias por tu comentario.
Mi blog parece de broma, nunca nadie me escribe, ni siquiera sé quien lo mira. Se agradece tu comentario jeje

el tuyo veo que muy interesante..musica clásica, blogs con sentido y bien escritos (no como el mio XD)

Si, vivo en Badalona. Pero apenas salgo por aqui, casi siempre estoy en el centro de Barna.

Un beso